5 beneficios de comer tomate diariamente

Compartir en

Considerado una fruta y hortaliza, el tomate forma parte de la cocina internacional y la mayoría de los países del mundo lo consumen diariamente. Base de la dieta mediterránea su consumo proporciona mejoras en la salud al igual que sabor a diversos platillos en la cocina.

Con un gran número de antioxidantes, el tomate ha demostrado ser eficiente para combatir y prevenir células cangerígenas, además de ser una rica fuente de minerales y vitaminas, un solo tomate aporta alrededor de un 40% del requerimiento diario de vitamina C, un antioxidante natural; vitamina A , abundante potasio y hierro. Los positivos beneficios que aporta esta fruta-verdura al cuerpo  son conocidos por la humanidad hace siglos y Club Susazón te presenta los 5 más importantes de una lista inumerables.

Tres tipos de tomates que conquistan el mercado mexicano

Contrarresta el efecto del tabaco
Los dos componentes principales de los tomates, el ácido cumárico y el ácido clorogénico, son esenciales en la lucha contra las nitrosaminas que se producen en el cuerpo al fumar. Son los principales agentes cancerígenos en el humo del cigarrillo.

Mejora la visión
La vitamina A, presente en el tomate ayuda a mejorar la visión, la prevención de la ceguera nocturna y la degeneración macular.

Regar menos los tomates mejora su sabor y previene enfermedades

Mantiene el intestino sano
El tomate mantiene el sistema digestivo saludable y previene contra el estreñimiento y la diarrea. También previene la ictericia y elimina eficazmente las toxinas del cuerpo.

Para la piel sana
El tomate ayuda en el mantenimiento de dientes sanos, huesos, pelo y piel. La aplicación tópica de jugo de tomate se utiliza para curar quemaduras. El consumo diario de tomate protege la piel contra los rayos UV.  El tomate ocupa un lugar destacado en la preparación de productos contra el envejecimiento.

Alivia la diabetes
 Un estudio realizado por Diario de la Asociación Médica de Estados Unidos muestra que el consumo diario de tomate reduce el estrés oxidativo en la diabetes tipo 2.

Compartir en