Sustitutos de carne animal disminuyen el riesgo cardiovascular

Compartir en

Los productos de origen vegetal sustitutos de la carne reducen los factores de riesgo cardiovascular, teniendo un impacto positivo tanto en el peso como en el colesterol malo, así lo afirman expertos de la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford (Estados Unidos).

La nueva investigación es la primera en realizar una comparación entre el consumo de carne de origen animal y un sustitutivo de origen vegetal. Para llegar a esta conclusión se llevó a cabo una comparativa del consumo de ‘carnes vegetales’ (alternativas del pollo, el cerdo y la ternera) proporcionadas por Beyond Meat, con los alimentos cárnicos tradicionales.

Sustitutos de carne animal disminuyen el riesgo cardiovascular

En el procedimiento participaron 36 personas divididas en dos grupos de 18 personas. El primer grupo consumió a lo largo de esas 16 semanas una dieta con carne de origen animal, mientras que el segundo grupo siguió una dieta en la que se incluyeron los productos vegetales que imitan a las carnes tradicionales.

Los resultados muestran que los niveles dietéticos generales de proteína y sodio eran los mismos en ambas dietas, se determinó que el consumo de fibra era mayor en quienes consumían ‘carne vegetal’, y que el consumo de grasas saturadas era menor en el grupo que seguía la dieta a base de alimentos alternativos a la carne tradicional.

Sustitutos de carne animal disminuyen el riesgo cardiovascular

Los investigadores explican que estos alimentos alternativos a la carne tradicional no contienen grasas trans ni colesterol, además, casi siempre tienen la misma o menos grasa saturada que sus homónimos cárnicos. Un valor añadido es el contenido en carbohidratos complejos y fibra, algo que no se encuentra en la carne animal.

Lo anterior avala el consenso de los expertos en nutrición, quienes consideran necesario reducir las grasas saturadas y el colesterol, evitando a toda costa la ingesta de grasas trans, grasas muy dañinas que incrementan el riesgo de sufrir enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares o las neurodegenerativas.

Fuente: gastronomiaycia

Compartir en