Huevos en crisis en Países Bajos y Alemania

Compartir en

Durante las últimos días en los Países Bajos y en Alemania se han retirado y destruido millones de huevos de supermercados, centros comerciales y almacenes ¿La razón? Se descubrió que existe un alto nivel de un ingrediente presente en insecticidas cuyo uso está prohibido en la producción de alimentos para el consumo humano ya que es verdaderamente tóxico.

El ingrediente es el Fipronil, utilizado comúnmente en insecticidas para combatir plagas de garrapatas, piojos, ácaros, y se suele aplicar en animales que no son para el consumo humano. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo ha considerado como altamente tóxico provocando en las personas eczemas, daños en los riñones, hígado y glándulas tiroideas al ser ingerido en grandes cantidades, sin embargo un adulto puede llegar a consumir 3 huevos con esta sustancia por semana sin verse afectado, en cambio en los niños el consumo debe ser cero.

shutterstock_507868150 (3)

El problema nació en Holanda y casi 180 granjas han sido clausuradas según la Autoridad de Seguridad Alimentaria tras llevar una investigación en las granjas del país tras sospechar de la presencia de este insecticida. En éstas se ha presentado en la sangre, excrementos y huevos de las aves la sustancia fipronil. Si bien existe presencia real en Alemania y los Países bajos, no se descarta que algunas partidas de huevos hayan sido adquiridas en Francia, Reino Unido y Polonia.

shutterstock_548899960

Las especialistas han sospechado de la presencia de insecticidas ilegales durante al menos un año en granjas de los países anteriormente mencionado, y aunque no existe modo de comprobarlo tampoco se puede descartar que estos huevos contaminados hayan sido exportados a otros países.

Hoy existen casi mil granjas de gallinas ponedores que producen más de 11 mil millones de huevos al año, la mitad se exporta a Alemania. Y a principios de año se notificó de la sospecha del uso de este tipo de insecticidas, por lo que hoy se critica duramente a la Autoridad de Seguridad Alimentaria holandesa por no manejar con tiempo la situación, quienes emitieron en un principio que no existía riesgo alguno para la población, sin embargo posteriormente dieron la alerta de riesgo del consumo de estos huevos.

Fuente: gastronomiaycia.republica.com

 

Compartir en