Cinco puntos claves para determinar si tu pescado está fresco

Compartir en

Cualquier consumidor de pescado fresco debe conocer los cinco puntos claves en qué se debe fijar a la hora de elegir el que se quiere llevar a su cocina, ya que el pescado es un producto muy perecedero y no todos los comerciantes lo ofrecen en su momento de mayor frescura, lo que no venden se queda en exposición por si alguien se lo lleva.

Si estás pensando preparar un delicioso pescado al horno para estas fiestas es importante conocer  estos cinco puntos claves para reconocer un pescado fresco:

Cinco puntos claves para determinar si tu pescado está fresco

1.Las agallas rojas: Las agallas deben estar rojas o rosadas, según la especie de pescado, con un color vivo y además resbaladizas al tacto, aunque eso no es fácil de comprobar en la pescadería, pero normalmente el pescadero muestra las agallas del pescado para demostrar su frescura. Si están ennegrecidas o han perdido color, el pescado no es fresco.

2.Los ojos brillantes: El pescado fresco tiene los ojos abultados, esféricos y cristalinos, en caso de verse hundidos, con una capa fina y blanquecina, opacos… es que el pescado ya no es fresco.

Cinco puntos claves para determinar si tu pescado está fresco

3.La piel debe tener un color vivo: El pescado fresco debe tener abundantes escamas, éstas deben estar duras y brillantes, y en algunos pescados de los más consumidos son difíciles de retirar, por ello es necesario utilizar un descamador. Si la piel está floja y blanda no es un pescado fresco.

4.El olor: El olor del pescado fresco es inconfundible, huele a mar, a humedad limpia o a agua dulce si es de río. Hay que descartar el pescado que haya perdido el olor de su hábitat. Incluso cuando se cocina, el pescado fresco no huele mal.

5.La firmeza: Además de la piel firme y llena de escamas brillantes y duras, la carne del pescado debe estar tersa y bien adherida a la espina.

Fuente: gastronomiaycia

Compartir en