¿Producimos más insulina al ver comida? Nueva investigación lo confirma

Compartir en

Hasta la fecha no se habían realizado investigaciones respecto a si la percepción sensorial de los alimentos provocaban una respuesta fisiológica en nuestro organismo, sin embargo una investigación realizada por expertos de la Universidad de Basilea y el Hospital Universitario de Basilea (Suiza), concluyeron que ver comida apetitosa desencadena una respuesta inflamatoria en el cerebro que provoca la producción de insulina.

Lo anterior quiere decir que el tan sólo oler y ver la comida es suficiente para que se active este mecanismo de liberación de insulina, mecanismo normal, pero que se puede ver alterado por factores como la obesidad, aumentando el riesgo en enfermedades como la diabetes. Según la investigación, la liberación de insulina antes de ingerir alimentos lleva el nombre de fase cefálica: donde la visión, olor y sabor desencadenan una respuesta del sistema nervioso estimulando el páncreas para liberar hormonas al torrente sanguíneos, entre ellos la insulina.

¿Solo al ver comida apetitosa producimos más insulina? Nueva investigación lo confirma

Si bien ya estaba en conocimiento que ante la visión de la comida el cuerpo se prepara y se desencadenan varios mecanismos como, por ejemplo, la salivación, para preparar la digestión, la liberación de insulina no había sido revelado hasta hoy. De esta manera, esta nueva investigación ha logrado identificar el mecanismo, concretamente un factor inflamatorio denominado interleucina 1 beta o pirógeno leucocitario, mecanismo que también está implicado en la respuesta inmune a los patógenos o al daño tisular.

¿Solo al ver comida apetitosa producimos más insulina? Nueva investigación lo confirma

Recordemos que la diabetes tipo 2 es una enfermedad común y es el resultado de una inflamación crónica que afecta a las células que producen la insulina, por lo que el mecanismo interleucina 1 beta está implicado en su producción excesiva. Es por ello que, esta nueva investigación ayudará a desarrollar nuevos sistemas preventivos o tratamientos más efectivos contra la enfermedad.

Fuente: gastronomiaycia

Compartir en