Pistachos, uno de los frutos secos con más fibra y energía

Compartir en

No hay duda en que los frutos secos son buenos para nuestro organismo, pero en específico los pistachos es uno de los que más fibra y energía aporta, junto a nueces y piñones. Además, tiene un gran contenido en minerales, vitaminas, ácidos grasos, proteínas y micronutrientes saludables.

Tomados regularmente y con moderación, los pistachos ayudan a prevenir el cáncer y la diabetes, a perder peso, a bajar el colesterol, a combatir el estrés y a mejorar el estado cardiovascular.  La doctora Nieves Palacios, experta del Centro de Medicina del Deporte de Madrid, destaca “las propiedades nutricionales del pistacho”, ya que una ración de 30 gramos (unas 50 unidades de este alimento) contiene 160 calorías, 3 gramos de fibra, 6 gramos de proteínas, 7 gramos de grasas monoinsaturadas y 4 gramos de poliinsaturadas, pero ninguna grasa saturada.

Además de antioxidantes, como las vitaminas A y C, y el selenio, una ración de este fruto seco aporta el 8% del valor diario recomendado de magnesio y potasio y otros minerales como el hierro, que ayudan a “prevenir las alteraciones vasculares”, apunta Palacios.

Según esta experta en Endocrinología y Nutrición, el pistacho “ayuda a controlar los niveles de colesterol, la inflamación y la salud de los vasos sanguíneos y, consumidos en la cantidad recomendada de 42,5 gramos diarios, consigue que no suban los triglicéridos y haya un buen perfil de lípidos en el organismo”.

Pistachos, uno de los frutos secos con más fibra y energía

Por otra parte, un estudio de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira i Virgili (URV) de Tarragona , en el que participaron 50 voluntarios con niveles altos de glucosa en la sangre y, por lo tanto, una alta probabilidad de desarrollar diabetes en un futuro, ha determinado que el consumo de pistachos disminuye el riesgo de padecer dicha dolencia. Los autores del estudio parten de la hipótesis de que consumir pistachos reduce los niveles de glucosa y aumenta la sensibilidad a la insulina y, disminuyendo el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, una de las enfermedades crónicas más comunes en casi todo los países del mundo.

Fuente: 20minutos

Compartir en