Para cada pasta una salsa…Aprende y sorpréndete

Compartir en

La lista de tipos de pasta es interminable: pasta larga, pasta corta, pasta aún más corta, al huevo, fresca, rellena, con montones de formas y tamaños. De la misma manera hay muchas salsas diferentes y algunas de manera tradicional se utilizan específicamente con una pasta en concreto. Conoce a continuación cuáles son las mejores combinaciones y sorpréndete!

Pasta larga  spaghetti, bucatini, linguine (también llamado bavette o trenette), maccheroncini, tagliatelle (tallarines), pappardelle….

Para cada pasta una salsa...Aprende y sorpréndete

Les van muy bien las salsas a base de aceite con tomate fresco, albahaca y queso. También salsas ligeras con pescado o marisco. Es un clásico usar con ellos salsa carbonara, especialmente con los bucatini ya que al ser huecos la salsa se introduce por el orificio y quedan muy sabrosos. La salsa alla matriciana suele reservarse para los spaghetti. Los italianos no utilizan nunca salsa boloñesa o salsas con trozos de carne con la pasta larga ya que la carne se desliza al fondo del plato.

Pasta corta (penne, rigatoni, fusilli, conchiglie, farfalle…)

Para cada pasta una salsa...Aprende y sorpréndete

A las conchiglie  les va bien la salsa de tomate con vegetales y las salsas de carne, ya que se integra a la perfección quedando en el interior. Los macaroni normalmente se usan con salsas de queso y se gratinan al horno. Los penne (macarrones) admiten muchas salsas. especialmente bien las salsas a base de carne y tomate, ragú (boloñesa) y all’arrabiata algo picante y con peperoni.

Pasta corta pequeña (tubetti, ditaneli, pasta mista)

Para cada pasta una salsa...Aprende y sorpréndete
Se utilizan con legumbres, y aunque fuera de Italia son platos menos conocidos es algo muy tradicional allí, por ejemplo la pasta e fagioli que, entre otros ingredientes, combina pasta con alubias.

Pasta rellena (ravioli, tortillini, mezzelune, agnolotti, cappellitti)

Para cada pasta una salsa...Aprende y sorpréndete

Con la pasta rellena se utilizan salsas sencillas y suaves. La clave es que el sabor de la salsa no oculte nunca el sabor del relleno, que es el protagonista del plato. Se pueden utilizar salsas suaves de tomate o de quesos dependiendo del tipo de relleno.

Fuente: 20minutos

Compartir en