Las frutas y 4 fuertes mitos que las rodean ¡Conócelos!

Compartir en

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomiendan un consumo diario de frutas y verduras de 400 gramos. Parece claro, entonces, que las frutas son tanto necesarias como beneficiosas para nuestra salud. A pesar de esto, no se libran de mitos y rumores sobre su consumo. A continuación te presentamos los 4 rumores más comunes: 

1) Las congeladas o deshidratadas son de peor calidad”
En el caso de las congeladas, su único inconveniente es la dificultad que puede haber para encontrarlas, a diferencia de otros vegetales. Pero, como ocurre con las verduras y otros alimentos congelados, no hay ningún inconveniente al comerlas. De hecho, como se recolectan en el punto óptimo de maduración, aclara la química experta en nutrición clínica, Ángela Quintas, “mantienen sin problema sus propiedades”.

Las frutas y 4 fuertes mitos que las rodean

Las deshidratadas, por su parte, “pierden su contenido en agua y concentran su contenido en azúcares”, aclara Quintas. Aunque no por esto hay que descartarlas: “Son interesantes para personas con altos requerimientos calóricos, como deportistas que tengan que correr una maratón o hacer deporte en alta montaña”.

Las frutas y 4 fuertes mitos que las rodean

2) Es mejor comerlas en ayunas
“Por la mañana el cuerpo absorbe mejor los nutrientes”, “es mejor comerlas en ayunas y no de postre”, “después de comer hace que la comida engorde más” y “por la noche sienta tan mal que puede dar hasta pesadillas”. Quintas lo deja claro: “El momento en el que tomamos las frutas es indiferente, ya que no altera las propiedades nutricionales y energéticas de estas”. La hora a la que decidamos comerlas, aclara, “dependerá de la tolerancia de cada uno a los distintos tipos de frutas. Habrá unas que nos sienten fenomenal y otras que nos produzcan hasta gases o hinchazón”. Y es que tomar la misma fruta de postre puede sentar fatal a algunas personas y estupendamente a otras.

Las frutas y 4 fuertes mitos que las rodean

3) Los diabéticos no deben comerlas
“Por supuesto. Los diabéticos pueden comer fruta, aunque se recomienda acompañarla de alimentos que nos aporten proteínas. Así se atenúa el pico de insulina que provocan”, afirma Quintas. Aunque la fruta tenga azúcar en forma de fructosa, “nos aporta otros muchos nutrientes como las vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra, etcétera, que la hacen imprescindible para cualquier tipo de persona y patología”.

Las frutas y 4 fuertes mitos que las rodean

4) Es lo mismo un zumo que una pieza de fruta.
No, en mayúsculas. Por muy de moda que estén y por mucho que los hayan erguido como la cara de lo saludable, la experta deja claro que “un zumo de frutas nunca será igual al de las frutas enteras”. “Cuando ingerimos una fruta entera tenemos nuestro cuerpo debe sacar el azúcar de una matriz muy rica en fibra, para lo que usamos nuestras enzimas digestivas. Si le damos el trabajo ya hecho a nuestro estómago, el aparato digestivo no tendrá que trabajar apenas y el azúcar pasará rápidamente al torrente sanguíneo, provocando una subida brusca de los niveles de glucosa en sangre”.

Fuente: elpais.com

Compartir en