Exceso de azúcar en las conservas de verduras

Compartir en

Cereales de desayuno, galletas, refrescos, batidos, pastelitos, bollos, crema de cacao y avellana, diferentes comidas preparadas incluidas las saladas, desde los tarritos de papilla a los snacks, las salsas e incluso las conservas de verduras, entre otros alimentos de origen vegetal, llevan azúcares añadidos.

Sobre este último grupo de alimentos, la asociación de consumidores Foodwatch Holanda advierte que tienen exceso de azúcar. Según un análisis realizado, un 46% de estos alimentos enlatados contienen azúcar añadido, y en ocasiones en cantidades que resultan excesivas, por lo que difícilmente se pueden cumplir las recomendaciones de la OMS sobre la ingesta diaria máxima de azúcar.

Exceso de azúcar en las conservas de verduras

Foodwatch Holanda advierte que hay que tener cuidado con el exceso de azúcar en las conservas de verduras y alimentos vegetales procesados, en la investigación realizada se analizaron un total de 170 latas y botes de conserva de verduras, guisantes, zanahorias, maíz, col lombarda, espárragos, coles de Bruselas, remolachas, etc., de marcas presentes en cuatro supermercados.

De su análisis se desprende que incluso en los productos supuestamente ecológicos, el azúcar tenía una notable presencia. Se puede pensar que el hecho de que se trate de verduras y productos considerados más saludables, haga que los consumidores se fijen menos en las etiquetas, de ahí que Foodwatch recomiende leer la lista de ingredientes de todos los productos para elegir aquellos que no contengan azúcares añadidos.

Exceso de azúcar en las conservas de verduras

Si pensamos que los productos ecológicos enlatados escapan de este problema estamos en un error, según el análisis realizado, 6 de cada 11 productos analizados contenían azúcares añadidos, sea caña de azúcar o miel, o utilizando otros nombres confusos para los consumidores. Incluso en productos que de por sí ya son dulces, como por ejemplo las remolachas, las zanahorias o los guisantes, añaden azúcares. Por ende es importante tener en cuenta leer los etiquetados y resumen de calorías y azúcares de cada producto que consumimos para saber cómo nos estamos alimentando.

Compartir en