Estrategias para que los niños coman verduras

Compartir en

Una preocupación constante en el ambiente familiar es la inapetencia de los niños frente a un plato de vegetales. Sin embargo, para que logren comer sus cinco raciones de verduras y frutas recomendadas existen ciertas estrategias científicamente probadas para que lo logren. Club Susazón te invita a conocer 5 estrategias para que los niños disfruten de los vegetales como si fueran su alimento preferido.

Involucrarlos en la cocina. Según un estudio realizado por el Centro de Investigación de Nestlé Suiza, comprobaron que un 76% de los niños que cocinan con sus padres comen más verduras que quienes no lo hacen. Déjalos que participen en cortar los vegetales, servirlos o aliñarlos. 

Estrategias para que los niños coman verduras

Cocción al vapor. La Universidad de Wageningen descubrieron que las verduras cocinadas al vapor tienen mayor aceptación por lo niños debido al cambio en su textura y color.Recompensas. Si quieres premiar a tu pequeño al comer vegetales puede ser un motivador válido pero las recompensas no deben ser alimentarias. Sería poco coherente que después de alimentarse con espinacas le regales un chocolate. Así lo revelaron científicos en Londres quienes sugirieron a los padres que, de premiar a sus hijos les ofrecieran salidas al cine, un adhesivo o un permiso especial.

Que ellos elijan. Para que se sientan parte del proceso es importante dejar que los niños escojan en el mercado qué desean comer. Según la Universidad de Granada los pequeños ingirieron un 80% más de verduras al tener la posibilidad de elegir cuál quieren consumir.

Estrategias para que los niños coman verduras

Repetición. Los padres y hermanos mayores tienen el deber de ayudar a que los niños se animen a probar cosas nuevas. Por ello es vital la repetición y exposición a los vegetales, ser persistentes logrará que poco a poco el rechazo desaparezca.

Una ración de vegetales aporta al organismo proteínas vegetales, calcio, vitaminas y otros minerales que el cuerpo necesita para crecer. No solo debemos alimentar a los pequeños con cereales y carbohidratos para obtener fibra, las verduras ofrecen antioxidantes y son la clave para detener la obesidad infantil, gracias a sus características acuosas y de volumen sin aportar calorías excesivas en su dieta. Lo importante es fomentar dietas saludables que mantendrán de adultos.

Compartir en